¿Es posible hacer más sabroso un alimento?, pues de hecho sí si se tienen claro algunas nociones básicas de maridaje. ¿Qué es eso del maridaje y cómo esto puede hacer que la comida sepa mucho mejor? ¿Mejorará en algo mi ingesta diaria de alimentos si aplico estos conocimientos? La respuesta a esta y demás preguntas relacionadas al maridaje las encontrarás a continuación. ¡Ha llegado el momento de hablar del matrimonio gustativo!

Aspectos de importancia del maridaje

El maridaje consiste en el acto de “casar” un alimento en particular con otro que combine perfectamente. Esto, para realzar el sabor de ambos alimentos y llevar al máximo el placer de las papilas gustativas. ¡Es una simple combinación ideal de alimentos!

Generalmente se observa el maridaje de alimentos con el vino, bebida que realza el sabor de todas las comidas. No obstante, el maridaje puede llevarse a cabo con alimentos de cualquier índole entre sí. Mientras cumplan la función de mejorar el sabor, ¡el maridaje habrá hecho su trabajo!

El término de esta técnica para las comidas hace referencia al matrimonio entre personas. ¡Es la unión ideal entre dos componentes diferentes para hacer algo mucho más dinámico y espectacular!

Tipos de maridaje

Ya que el tema del gusto es muy amplio, es de suponer que existan diferentes tipos de maridajes. Entre los más conocidos se encuentran:

  • Los maridajes por asociación: Este tipo de matrimonio trata de entablar parentesco entre ambos alimentos. Al buscar aromas o sabores similares, se puede potenciar los sabores más característicos de un alimento. ¡Son los maridajes más comunes que se suelen implementar!
  • Los maridajes por contraste: Caso totalmente contrario al anterior. Aquí, se busca un sabor o fragancia análoga entre los alimentos para que cada uno resalte por separado. Mientras más diferencia se perciba en los alimentos, ¡pues mucho mejor!

Dos clases de maridajes que desembocan en muchas otras versiones diferentes de maridada. ¡Puedes probar con todos para ver cuál es el maridaje que mejor se adapta a tus gustos!

Maridaje de vinos

Pese a que el maridaje pueda hacerse con cualquier tipo de alimento, es común asociar esta técnica con los vinos. Ello, en vista del aroma tan particular y textura tan específica que el vino tiene para ofrecer. ¡Es una bebida de altura que cobra matices sobresalientes con una determinada comida!

De manera general, se suelen seguir las siguientes reglas cuando se trata de maridaje de vinos:

  • Los vinos sencillos y jóvenes se asocian excelentemente con los aperitivos o comidas ligeras.
  • Los vinos blancos en general se maridan con los pescados y alimentos marítimos.
  • Los vinos rosados se maridan con pastas, verduras, arroces y demás alimentos que fungen como contorno.
  • Los vinos tintos jóvenes, que maridan muy bien con quesos, embutidos y carnes asadas.
  • Los vinos gran reserva o reserva deben maridarse con guisos y carnes de ternera o ave en general. ¡Pruébalo también con chocolate!

De entre todos los vinos que existen, el que mejor marida con cualquier alimento es el cava. ¡Es un vino por demás sobresaliente! Con los vinos cavas podrás obtener una experiencia deliciosa si se trata de maridaje. ¡Ya lo sabes!

No dejes de ampliar más tus horizontes con respecto al maridaje y dota tu cuerpo de las más exóticas experiencias. ¡No es difícil hacerlo después de todo!