Con gran atractivo se presenta hoy la carne de buey en tu mesa. ¿Qué vino escoger? ¿Cuál es el correcto para un perfecto maridaje de vino con buey? Ten presente que el papel del vino en la comida es preparar al paladar para apreciar otro bocado. De esta manera lo disfrutaras todos como si fuera el primero.

Por lo tanto, el color, el sabor y la variedad del vino si importa. En platos con carne de buey, aunque es magra posee un sabor más intenso que otras carnes rojas. Conviene entonces buscar una combinación que haga resaltar el sabor del buey y la delicadeza de un buen vino. Toma nota y disfruta de un rico maridaje de vino con buey.

Vinos para maridar con buey

Vinos para maridar con buey

El sabor característico de una carne tan valorada como la del buey se realza en variadas preparaciones. La manera como se cocina influye directamente en la elección del vino. Para este tipo de carne específica es recomendable maridar con vinos tintos de larga crianza. El carácter fuerte, intenso y potente de un buen vino encajaría muy bien con esta carne.

Vinos Tempranillos

Esta variedad de color oscuro tiene un suave y ligero sabor a cerezas. Se añeja en barricas de roble y posee un aroma que recuerda a ciruela, frutos rojos, café y notas ahumadas. Su moderado contenido de alcohol lo hace el acompañante perfecto para carne de buey asadas y a la parrilla.

Vinos Shiraz

Su peculiar aroma entre frutas, tabaco y flores mezclado con gamas ahumadas lo hacen un exquisito acompañante. La alta concentración de taninos y su color rojo profundo lo hacen más sensual. Arriésgate y ofrécelo con una carne de buey a las brasas, asada, a la parrilla o guisada.

Combina perfectamente con salsas de chocolate y/o postres. Es usado para sacar cada nota y cada pizca de sabor de tu preparación.

Vinos Pinot Noir

Característico por su olor a cuero y hojas de té.  Su sabor se asemeja a frutos de bosques tales como fresas y pomelos mezclados con flores de menta o vainilla. Combina con cualquier preparación sencilla en la que presentes tu carne de buey.

Vinos Malbec

Una variedad muy popular en Argentina. Es un vino con gran estructura, de tinte oscuro con sabor afrutado entre ciruelas negras y mora.  A pesar de ser potente es fácil de beber y combina con tu preparación de buey en salsa de tomates.

Vinos Merlot

Es un vino con alto contenido alcohólico.  Su aroma es afrutado una cálida combinación entre moras, grosellas y especias. Su sabor se describe como una mezcla placentera entre uvas, menta y ciruelas.

Hace un excelente maridaje con carne de buey pues elimina todo rastro de grasa que esta deja en la boca. Además, combina con preparaciones condimentadas con suficientes hierbas.

Vinos Cabernet Franco

Es una variedad brillante, ligera con sabores en tonos herbales. Encaja perfectamente con un platillo de carne de buey a las brasas y una ensalada.

Vinos Garnacha

Es un vino de sabor liviano y suave al gusto, pero con altas concentraciones de alcohol. Mundialmente conocido por adaptarse a todo tipo de carnes y preparaciones de sabores intensos. Por tal razón, acompaña muy bien la preparación de un chuletón de buey guisado.

Vinos Zinfandel

Este es un vino muy versátil, con sabor fuerte a frambuesas y pimienta. Opta por la especialidad con matices afrutados y tonos picantes. Esta variedad combina muy bien con carne de buey asada y a la brasa.

Vinos Cabernet Sauvignon

Es el más famoso de los vinos. Tiene un rico sabor intenso a vainilla y roble que lo hace un vino con mucha personalidad. Es la recomendación perfecta para combinar tu receta a base de carne de buey.

Recomendaciones Generales para un buen maridaje de vino con buey

Para que disfrutes de un inolvidable maridaje de vino con buey, sigue estas recomendaciones:

  • Recuerda que el buey posee un sabor único que no deseas opacar. Con el vino correcto solo necesitas acompañar con alguna hortaliza o calabacín.
  • Todo es cuestión de gusto, por tal razón, no te cierres a ninguna posibilidad y explora nuevas opciones.
  • Si en la preparación usaste algún vino para macerar, puedes servir el mismo.
  • Inspecciona las texturas de la pieza a servir, salsa y acompañamientos así lograras un buen equilibrio.

El vino perfecto solo tú lo determinarás, arriésgate y disfruta el placer de un paladar exigente.